De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta: Mercy Mission: The Rescue of Flight 771 (1993)

De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta

© Roberto De León González 2011

Número 51 – 23 de diciembre de 2011

—————————————————————————————-

Con la idea de que tras una gran cinta suele haber un gran libro, se concibió la serie De la

biblioteca a la pantalla… y de vuelta. Su principal propósito es inspirar al público que gusta del cine a tomarle también gusto a los clásicos de la literatura y de la historia. Si desea hacer sugerencias, comentarios o correcciones, puede enviarlas a la siguiente dirección:

robertodeleonus@yahoo.com

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta no pretende ser una crítica de cine.

———————————————————————-

Mercy Mission: The Rescue of Flight 771 (1993)

Gordon Vette: ¿Damas y caballeros? Por favor escuchen. Soy el capitán Vette. No se preocupen, a este avión no le pasa nada; pero tenemos una situación más bien extraordinaria. Hemos recibido un pedido de auxilio de un piloto estadounidense,  quien vuela una avioneta en algún sitio de esta zona. Sus instrumentos no funcionan, y no sabe donde está. Está perdido y se le agota el combustible. [El control aéreo del] Pacífico nos ha llamado y preguntan si le podemos ayudar. No hay peligro alguno para nosotros y tenemos combustible de sobra. Con su permiso, quisiera tratar de hallarlo.

 

Robert Loggia, como el capitán Gordon Vette,

en Mercy Mission: The Rescue of Flight 771 (1993)

 

Todas las traducciones:

© Roberto De León González, 2011.

Foto: © Free Stock Photos.Biz

———————————————————-

Imagine usted que es un piloto y va en un avión de una sola plaza, de la isla de Pago Pago  (en el Océano Pacífico) a la isla de Norfolk, cercana a Australia. Su aeroplano ha sido dotado de suficiente combustible para el viaje, así como un localizador de radiofaros, y tiene radio y brújula. Un solo problema: llega la hora en que debía avistar tierra, y solo ve cielo y mar. Está perdido y se le agotan fuerzas y combustible. Tal es la situación que, en 1978, vivió Jay Prochnow, estadounidense que se dedicaba a pilotear para empresas de fumigación agrícola; la misma que inspiró esta cinta para televisión.

Jay llevaba más de 18 horas en el aire, como único ocupante de un aparato Cessna 188. Al emitir el pedido de socorro –Mayday, usado y reconocido por todas las autoridades de aviación del mundo– sabía que las tenía en su contra.

El Mayday de Prochnow fue retransmitido a un avión de Air New Zealand, cuyo piloto, Gordon Vette, de inmediato se dio a la tarea de localizar al aviador perdido. Tenía pocas pistas a su favor: una brújula y la radio eran, poco más o menos, lo único de que disponía su homólogo, un piloto casi exhausto. Al menos Vette, con tres sistemas de navegación  inerciales útiles a bordo de su avión –un DC-10– sabía siempre dónde se encontraba. Pero, ¿cómo encontrar al otro avión, perdido en el mayor océano del mundo?

Antes de los sistemas automatizados de navegación y los radiofaros, los pilotos se guiaban con brújula y un sextante, aparato que mide la distancia angular del sol, las estrellas y el horizonte. Prochnow tenía brújula, pero no el sextante. Ahora bien, Vette no solo era piloto, sino conocía la navegación celeste, y otro método para estimar la distancia angular. Como niño escucha aprendió que con un puño cerrado se puede estimar la distancia angular: con el brazo estirado, cada dedo mide poco más de dos grados. En teoría, debían poder hallar la nave perdida. En teoría.

No vamos a divulgar aquí el desenlace de esta historia real: baste con decir que tuvo lugar, y que ocurrió el 21 de diciembre de 1978… El resto, estimado lector, le toca a usted.

————————————————————————-

 

Mercy Mission: The Rescue of Flight 771 (2000) está disponible en vídeo a través de revendedores como Amazon. La producción no tiene clasificación alguna, pero nos aventuramos a sugerir supervisión de adultos, debido al suspenso y elementos atemorizantes de varias escenas.

 

————————————————————————-

 

Los siguientes enlaces de Internet tratan sobre la cinta que hoy comentamos y la historia en la cual se inspira. Como siempre, si alguna de estas direcciones no le lleva automáticamente a la página deseada, cópiela y péguela en su buscador favorito.

Aquí encontrará un recuento de la historia real que inspiró esta cinta:

http://es.paperblog.com/grandes-accidentes-aereos-destreza-en-accion-vuelo-103-de-air-new-zealand-en-mision-de-rescate-565970/

En verdad, el problema más peliagudo con que se encontraron los protagonistas de esta aventura real fue de navegación. Aquí veremos una exposición sobre cómo lo resolvieron (y algunas de las discrepancias entre película y realidad).

http://en.wikipedia.org/wiki/Air_New_Zealand_Flight_103

http://www.navworld.com/navcerebrations/mayday.htm

Las siguientes páginas abundan sobre la navegación celeste, es decir, por medio del Sol y las estrellas:

http://en.wikipedia.org/wiki/Celestial_navigation

http://www.celestialnavigation.net/

 

La cinta que presentamos aquí está basada en hechos reales. La novela corta The Shepherd, de Frederick Forsyth, une varios de los mismos elementos –un piloto perdido, sin posibilidad de encontrar el rumbo por sí solo, poco antes de Navidad– con un final sorprendente que no vamos a revelar. Si su librero favorito no la tiene ni puede conseguir, puede encargarla, por ejemplo, a los siguientes vendedores:

http://www.amazon.com

http://www.bn.com

 

Aquí encontrará las primeras escenas de esta producción.

http://www.youtube.com/watch?v=sY8QckEI2o0

—————————————-

Respecto a los temas que evoca este fílmico televisivo, sugerimos los siguientes del acervo del Sistema de Bibliotecas.

Acaso lamentablemente, la navegación celeste va cayendo en desuso en la mayoría de los cursos para pilotos ni marineros; en vez, se le da énfasis a la navegación por satélite o GPS. Sobre el sistema GPS puede consultar estos recursos:

Satnav News: FAA Satellite Program Office Developments

[Washington, D.C.] : Federal Aviation Administration, Satellite Program Office, Research and Acquisitions, [199?]-

http://purl.access.gpo.gov/GPO/LPS50462

UPR RRP SB Lázaro Documentos y Mapas  Lázaro, Documentos, GPO     TD 4.9/3:

Satnav news [electronic resource].

Washington, D.C. : FAA Satellite Navigation Product Teams

http://purl.access.gpo.gov/GPO/LPS50462

UPR RRP SB Lázaro Documentos y Mapas  Lázaro, Documentos, GPO     TD 4.9/3:

 

La navegación sigue siendo una ciencia. Sobre el tema de ayudas a la navegación aérea, le recomendamos comenzar aquí.

Flight services.

by United States. Federal Aviation Administration.

[Washington, D.C.?] : U.S. Dept. of Transportation, Federal Aviation Administration, [2002-

UPR RRP SB Lázaro Documentos y Mapas  Lázaro, Documentos,

GPO

TD 4.8/2:7110.10 P

 

Localizar la latitud a la que se encuentra uno es algo relativamente fácil para un navegante, pues se relaciona al ecuador, el cual es un punto geográfico natural. La longitud es un problema mucho mayor. Recomendamos el siguiente volumen, a pesar de que aún no se encuentra aún en el Sistema de Bibliotecas, debido a que ilustra la importancia de este problema y cómo fue resuelto.

Longitud : la verdadera historia de un genio solitario que resolvió el mayor problema científico de su tiempo

Dava Sobel ; versión castellana de Flora Casas.

Madrid : Debate, 1998.

UPR RRP SB Estudios Generales

———————————————————————————————-


———————————————————————————————-

© Roberto De León González 2011

© Roberto De León González 2011

Número  50 – 30 de noviembre de 2011

———————————————————————-

     Arabian Nights (2000)

Scheherezada: [narrando]: El cuentista siempre dijo, “Las historias pueden salvarnos”. Acaso lo que quiso decir es… ¡Nos pueden salvar! Si usamos nuestra imaginación”.

 

Mili Avital, como Sheherezada,

en Arabian Nights (2000)

 

Todas las traducciones del inglés:

© Roberto De León González, 2011.

Arte: © Hallmark Entertainment, 2000.

———————————————————-

Ali Baba no era un ladrón; Aladino no era árabe. Ni uno ni el otro eran parte original de esta antología, aunque Sinbad lo es. Si le dicen lo contrario, no lo crea.

Pero procedamos. Cuentan que hace mucho tiempo, un rey –un sultán, dicen otros– se asombró cuando supo que la esposa de su hermano le era infiel. Su asombro se tornó en furia cuando descubrió que su propia esposa le engañaba, por lo que la hizo matar. Ya fuera de sus cabales, llegó a la conclusión de que ninguna mujer le sería fiel a un hombre, lo cual le llevó a tomar a una mujer por esposa cada noche, para hacerla asesinar a la mañana siguiente. Tras mucho llanto en el reino, la hija del verdugo le ruega casarle con el rey y, con innumerables ruegos, logra convencerlo. En la noche de bodas, que debía ser su última noche de vida, la nueva novia empieza a narrar un maravilloso relato, que deja inconcluso; el monarca, en suspenso, pospone la ejecución para oír cómo termina la historia. La segunda noche de este matrimonio trae no solo el fin del cuento, sino el comienzo de otro, aún más asombroso… Y así, durante mil y una noches, la esposa se juega la vida con las palabras y el ingenio. (Aquí no vamos a delatar el final. Mejor lea la historia, o vea la producción que hoy comentamos.)

Scheherezada, protagonista y narradora, ha encendido la imaginación y capturado el interés de incontables lectores desde tiempos que se pierden en la historia y se confunden con la leyenda. Generaciones de oriente y occidente han soñado escuchar los relatos, a los pies de la cama o en el lecho mismo de la cuentista más famosa de la literatura… de sus propios labios.

Pero, en verdad, ¿cuánto sabemos de Las mil y una noches? Es casi más lo que creemos saber que lo sabido a ciencia cierta. Hay quienes afirman que estos relatos tienen un origen indio y luego se le añadieron historias persas, sirias y egipcias. Algunos relatos pudieran partir de Europa. Dos de los cuentos más conocidos (“La lámpara de Aladino” y “Ali Babá y los cuarenta ladrones”) no aparecen aquí hasta que, allá por el siglo XVIII, las incorpora Antoine Galland, traductor y –según parece– refundidor. Aclaramos que Galland no se adjudicó la autoría: asegura haber escuchado sobre Aladino y Ali Babá de un estudioso cristiano en Siria.

Otro detalle fascinante –y fuente de abundante confusión– es la búsqueda de una versión definitiva de esta colección. Lisa y llanamente, no existe. Si bien hay unos elementos comunes en todas las versiones, no hay acuerdo sobre cual debe de ser el contenido final. No nos debería sorprender; tal situación existe desde el tiempo de Galland y solo empeoró cuando los estudiosos, en pos de la colección “mas completa,” se dieron con versiones de diversa extensión. (Mientras más larga la colección, razonó más de uno, tanto más completa.) Con el debido respeto a sir Richard Francis Burton y otros literatos de su época (quienes publicaron sus propias y famosas compilaciones), hoy día se consideran más definitivos los textos de origen sirio, como la versión usada como fuente por (¡de nuevo!) Galland. Estos solo fueron recientemente (1990) traducidos al inglés, mas no son los únicos que se consideran más autorizados; lea sobre esto en los enlaces de investigación.

Inevitablemente, las historias de Las mil y una noches han inspirado una gran cantidad de adaptaciones para el cine y la televisión (así como en todas las artes representativas). ¿Y porqué no? Los relatos tienen una gran riqueza literaria y temática. ¿Busca uno sátira? Sátira y parodia están ahí, igual que herramientas narrativas cuya inventiva mantiene todavía ocupados a los estudiosos de géneros literarios. También hay elementos de crimen, romance (y erotismo a manos llenas), horror, ciencia-ficción, y, claro, una buena dosis de misterio y poesía. Algunas de estas producciones fílmicas son bastante buenas, a otras sería mejor ni guardarlas en un archivo. En la modesta opinión de este escritor, una de las mejores propuestas de reciente cuño podría ser la miniserie Arabian Nights, hecha por Hallmark Entertainment y estrenada en 2000 por las cadenas BBC One (en el Reino Unido) y ABC (en Estados Unidos). Aquí se unen un excelente guión con actores competentes, aunque relativamente poco conocidos (para muestra diremos que Mili Avital, actriz más conocida por su papel en la cinta Stargate, hace magníficamente el rol de Scheherezada.) Si bien el libreto añade una historia que no aparece en las antologías consultadas, Arabian Nights (2000) conserva gran parte del espíritu y la lírica del “original”. Y sí, demuestra que puede hacer buen cine, sin que los efectos especiales se queden con la película. ¿Qué no lo cree? Vea la cinta y luego hablamos.

 

————————————————————————-

 

Arabian Nights (2000) está disponible en vídeo. La producción no tiene clasificación alguna, pero nos aventuramos a sugerir supervisión de adultos, dado el contenido violento y sensual de varias escenas.

 

————————————————————————-

 

Los siguientes enlaces de Internet tratan sobre la cinta que hoy comentamos y la historia en la cual se inspira. Como siempre, si alguna de estas direcciones no le lleva automáticamente a la página deseada, cópiela y péguela en su buscador favorito.

Para comenzar por alguna parte, hablemos sobre los orígenes de estos relatos.

http://en.wikipedia.org/wiki/Arabian_nights#History:_versions_and_translations

Este portal le llevará a dos versiones de Las mil y una noches en castellano. La primera puede verla en pantalla pero la segunda, mucho más extensa, deberá descargarla en formato PDF. Como el manejador del portal, recomendamos paciencia con una y otra versión:

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/otras/1001/1001nota.htm

En 1986, apareció una versión al francés de esta historia, que puede ser la más fiel. Aquí se comenta la misma.

http://www.elpais.com/articulo/semana/mil/noches/Simbad/Ali/Baba/elpepuculbab/20071117elpbabese_8/Tes

Acaso ya esté listo para ver parte de esta obra. He aquí fragmentos del comienzo, en inglés y castellano:

http://www.youtube.com/watch?v=k_zUQZxAX4A

http://www.youtube.com/watch?v=-UZjpq19uZQ

Por si acaso su club de vídeo o  tienda preferida no tiene esta película, puede encargarla a través de Amazon.com. Incluimos la dirección completa, para que no se confunda con otras cintas del mismo nombre.

http://www.amazon.com/Arabian-Nights-Mili-Avital/dp/B00005NB94/ref=sr_1_1?s=movies-tv&ie=UTF8&qid=1322662047&sr=1-1

 

——————————————————-

 

Las mil y una noches o, como se conoce en inglés, The Arabian Nights, es por sí misma materia de estudio. Recomendamos, para comenzar, los siguientes recursos:

 

 

Arabesque: narrative structure and the aesthetics of repetition in the 1001 nights

by Naddaff, Sandra.

Evanston, Ill.: Northwestern University Press, c1991.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398.22

N133a

 

The Arabian nights: a companion

by Irwin, Robert, 1946-

London: Allen Lane; Penguin, 1994.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398

A658zi

Lo maravilloso en Las mil noches y una noche.

by Russell, Dora Isella.

[Montevideo, 1953]

UPR RRP SB Lázaro, Sala Zenobia y Juan Ramón Jiménez

398

A658zr

 

Las mil noches y una noche

by Vargas Llosa, Mario, 1936-

México, D.F.: Alfaguara, 2009.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

Pe 862

V297m

Remarks on the Arabian nights’ entertainments

by Hole, Richard, 1746-1803.

New York: Garland Pub., 1970.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398

H729r

 

Este libro es un valioso recurso para entender la obra referida.

The Arabian nights: a companion

by Irwin, Robert, 1946-

London: Allen Lane; Penguin, 1994.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398

A658zi

Multitud de temas aparecen en esta obra. Sobre esto, véanse estos recursos.

Scheherezade in the marketplace: Elizabeth Gaskell and the Victorian novel

by Schor, Hilary Margo.

New York: Oxford University Press, 1992.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

813

G248zsa

Slavery and the cultures of abolition: essays marking the bicentennial of the British Abolition Act of 1807

Woodbridge, UK; Rochester, NY: D. S. Brewer, 2007.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

306.3620941

S63

La obra en que se inspira esta cinta ha dejado huella en todas las artes de la representación. Aquí, el producto no es visual, sino musical.

Serge Prokofiev Concert. [Sound recording]

UPR RRP SB, Biblioteca de Música,

Discos

Everest X 907

 

Como hemos dicho, no existe una versión definitiva de estas historias. Sugerimos comenzar con  las siguientes colecciones, como representativas del espíritu común a todas:

 

The book of the thousand nights and a night; translated from the Arabic   *

New York: “Burton”, [19–]

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398

A658b

 

Libro de las mil y una noches: por primera vez puestas en castellano, del árabe original, prologadas, anotadas y cotejadas con las principales versiones en otras lenguas y en la vernácula

México, D.F.: Aguilar, 1983.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398.22

A658 E

———————————————————————————————-

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta es un esfuerzo privado y propiedad intellectual exclusiva de su autor. Si desea se le borre de la lista de envío, sírvase comunicárnoslo a la siguiente dirección:

 

robertodeleonus@yahoo.com

 

Si, por el contrario, un conocido suyo o entidad desea recibir esta publicación, agradeceré que me comunique la dirección electrónica de la persona o institución interesada.

 

Roberto De León González

Sistema de Bibliotecas

Universidad de Puerto Rico

Río Piedras

———————————————————————————————-

© Roberto De León González 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s