De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta: Argo (2012)

© Roberto De León González 2012

Número 55 – 7 de noviembre de 2012

—————————————————————————————-

Con la idea de que tras una gran cinta suele haber un gran libro, se concibió la serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta. Su principal propósito es inspirar al público que gusta del cine a tomarle también gusto a los clásicos de la literatura y de la historia. Si desea hacer sugerencias, comentarios, preguntas o correcciones, puede enviarlas a la dirección de donde recibió el mensaje, o a:

robertodeleonus@yahoo.com

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta no pretende ser una crítica de cine.

———————————————————————-

ARGO

 (2012)

 

Necesitas a alguien que sea alguien para ponerle su nombre. Alguien respetable. Acreditado. Alguien a quien puedas confiar información secreta. Que produzca una película ficticia. Gratis.

 

John Goodman, como John Chambers, en Argo.

Todas las traducciones:

© Roberto De León González 2012.

Fotos: © Warner Bros. 2012.

 

 

Para empezar, dos planteamientos. Primero: a todos nos gusta un escape, sobre todo en circunstancias difíciles y contra toda probabilidad. Segundo: a veces, una idea de locos es la única que funciona. Dicho esto, empecemos.

 

El 4 de noviembre de 1979 –exactamente un año antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos– un grupo de estudiantes revolucionarios invadió en masa la embajada estadounidense en Irán y tomó de rehenes a todos los diplomáticos que pudieron encontrar. Durante los próximos 444 días, la suerte de los cautivos pendió de un hilo; a menudo se les sometería a aislamiento, insultos, tortura psicológica e incluso fusilamientos simulados.

 

La angustia que muchos sufrieron fue aliviada cuando, en enero de 1980, seis diplomáticos norteamericanos lograron escapar de los revolucionarios y, con la ayuda del gobierno canadiense, lograron salir del país. A esto se le llamó el Canadian Caper o el ardid canadiense.

 

Pero los canadienses no lo hicieron solos; de hecho, tuvieron ayuda, muy secreta… directamente del mundo del espionaje.

 

El falso cineasta y la película fingida

Olvídese de James Bond; el mejor agente secreto es aquel que nunca es descubierto (una salvedad: a diferencia del espía, el agente no necesariamente busca información del enemigo). Si es así, Antonio “Tony” Joseph Mendez, de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), fue uno de los mejores agentes de su tiempo: un maestro de los disfraces, podía pasar desapercibido en un cuarto lleno de gente… cualidad muy deseable en su oficio. Cuando la alta plana de Washington supo que seis de sus diplomáticos habían burlado el cerco de su embajada en Teherán, Mendez fue parte de un equipo federal que buscaba la forma de sacarlos a salvo.

 

Las primeras opciones no eran prometedoras: ni hacerles pasar por maestros extranjeros, ni por especialistas agrícolas parecían medios que engañarían a los fanáticos islámicos que dominaban el territorio. A la larga, Mendez tuvo una idea descabellada: los harían pasar por canadienses, un equipo de cinematografía en busca de localidades para filmar una copia de las cintas de ciencia-ficción en boga para la época (algo así como una mala versión de La guerra de las galaxias).

 

Decir que esta era “una idea descabellada” es quedarse bien corto. Necesitaban un libreto, gente reconocida asociada al proyecto que respondiera de él, arte promocional… todo lo que pudiera hacer convincente el subterfugio. Hasta la prensa de farándula –sin saberlo– aportó al engaño, dando publicidad a algo que los mismos periodistas creían real. Claro está, la evasión se tenía que hacer en secreto (lo que por poco se malogra… estudie, si no, las lecturas recomendadas). Para mérito de Mendez y sus colaboradores, todo se logró: para cuando los iraníes se enteraron de la verdad, los seis diplomáticos habían escapado, y Canadá –por precaución– había cerrado su embajada. Ocho años pasaron antes de la reapertura de relaciones entre Ottawa y Teherán… pero eso es harina de otro costal.

 

La medalla secreta.

Los espías y agentes secretos aprenden pronto a mantener sus logros en secreto, a veces de por la vida. La CIA otorgó a Mendez su máxima condecoración, la Estrella de Inteligencia… y, como la misión era absolutamente secreta, se la quitaron de inmediato. Entonces vino un opresivo silencio oficial, en el que la CIA solo aparecía en los medios como parte de escándalos (Irán-Contra y la guerra civil de El Salvador, para mencionar un par). Durante décadas, Mendez no pudo revelar el asunto a nadie; al fin, en 1997, el presidente Clinton le devolvió la medalla y el mundo pudo conocer su hazaña. Así se supo que Canadá no estuvo sola en esta trama: la aportación de Tony Mendez y el velo descorrido nos añaden dimensiones insospechadas. Recuerde que, a veces, los héroes de la vida real son gente anónima… porque lo prefieren, y por necesidad.

 

Como hemos dicho en otra ocasión, es difícil hacer una película de tal forma que el público se interese, si se sabe el final. En la humilde opinión de quien escribe, tal cosa se logra en este largometraje. La astuta mezcla de hechos verídicos con la imaginación del guionista se unen a un hábil manejo de cámara y actuaciones convincentes, lo que da un thriller como pocos; de hecho, la cinta suena ya para premios de la Academia. No se extrañe si, al ver este filme, el cine se queda en silencio y usted es incapaz de articular palabra en más de una ocasión…

————————————————————————-

Argo está en cartelera desde el 18 de octubre de 2012.

Debido a lenguaje soez y escenas violentas, esta película ha sido clasificada R: los menores de 17 años solo podrán verla acompañados de un padre o encargado.

————————————————————————-

 

Para entender la toma de la embajada estadounidense en 1979, debemos saber más sobre la historia de Irán y el trasfondo de la revolución islámica, especialmente el golpe de estado de 1953 mencionado en el preámbulo de Argo. Lea aquí sobre el golpe de estado y sus consecuencias.

http://en.wikipedia.org/wiki/1953_Iranian_coup_d%27%C3%A9tat

 

Los hechos del ardid canadiense han sido contados antes en el cine, aunque sin mencionar –por desconocimiento– la participación de los servicios clandestinos de EE.UU. Aquí verá una cinta sobre el asunto, hecha para la televisión canadiense:

http://www.youtube.com/watch?v=ocrGvMVnt4s

 

En esta escapatoria fue crucial el papel jugado por el gobierno canadiense. El siguiente artículo relata la operación desde el punto de vista de Ottawa y muestra cómo el secreto estuvo a punto de perderse debido a un periodista que siguió los dictados de su conciencia.

http://www.thecanadianencyclopedia.com/featured/the-canadian-caper

 

La mayor parte del mundo ha elogiado a Argo. La más notable excepción parece ser la república islámica de Irán, donde se ha calificado la cinta nada menos que como una conspiración. Lea aquí el análisis del Christian Science Monitor:

http://www.csmonitor.com/World/Global-News/2012/1017/Iran-sees-conspiracy-in-box-office-success-of-Ben-Affleck-s-Argo-video

 

En uno de esos casos en que la historia parece seguir al arte, hace poco Canadá e Irán rompieron las relaciones diplomáticas. Si bien las causas nada tienen que ver con el estreno de esta película en cierto festival de cine, estreno y ruptura ocurrieron casi simultáneamente. Recomendamos que lea los siguientes enlaces.

http://en.wikipedia.org/wiki/Canada%E2%80%93Iran_relations

http://www.larazon.es/noticia/457-canada-rompe-relaciones-diplomaticas-con-iran

 

No se puede contar esta historia si no se menciona a Tony Mendez. Lea más sobre él aquí:

http://www.oyemag.com/index.php/tony-mendez-cia/

 

http://www.washingtonpost.com/blogs/reliable-source/post/tony-mendez-the-cia-agent-behind-the-real-argo/2012/10/11/37bb2b0a-13f4-11e2-ba83-a7a396e6b2a7_blog.html

 

El exagente de la CIA que protagonizó estos hechos ha servido en la junta de directores del Museo Internacional de Espionaje. Si desea saber más sobre el Museo (o visitarlo, en su sede en Washington, D.C.), le recomendamos la siguiente página.

http://www.spymuseum.org/

 

 

============================================================

Respecto a la cinta que en esta ocasión comentamos, disponemos de diversos recursos en el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

 

Sobre la historia de Irán, desde la antigüedad hasta el ascenso de los ayatolas y la actual situación entre esa nación y los Estados Unidos, recomendamos este recurso:

The Persian puzzle : the conflict between Iran and America.

by Pollack, Kenneth M. (Kenneth Michael), 1966-

New York : Random House, c2004.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

327.73055

P771p

(Encontrará más información sobre este libro en los siguientes enlaces:)

http://www.loc.gov/catdir/bios/random051/2004054153.html

http://www.loc.gov/catdir/samples/random051/2004054153.html

http://www.loc.gov/catdir/description/random051/2004054153.html

 

En torno a la crisis de los rehenes en Irán, tenemos aquí una gama de acercamientos a la historia.

All fall down : America’s tragic encounter with Iran.

by Sick, Gary, 1935-

New York : Random House, c1985.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones Lázaro, Circulación

955.054

S566a

 

America held hostage : the secret negotiations.

by Salinger, Pierre

Garden City, N.Y. : Doubleday, 1981.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones Lázaro, Circulación

327.73055

S765a

 

The Ayatollah in the cathedral.

by Kennedy, Moorhead.

New York : Hill and Wang, 1986.

UPR RRP SB Colección de Ciencias Sociales

955.054

K36a

 

Uno de los recuerdos más frecuentes de la generación que vivió esta crisis de rehenes fue el aspecto mediático. El televidente era testigo impotente y pasivo de los acontecimientos. Este tratado nos presenta esa y otras situaciones en que la intervención de los medios jugó un papel crucial:

Unsilent revolution : television news and American public life, 1948-1991.

by Donovan, Robert J.

[Washington D.C.] : Woodrow Wilson International Center for Scholars ; Cambridge [England] ; New York : Cambridge University Press, 1992.

UPR RRP SB Biblioteca de Comunicación Pública, Colección de Circulación

070.195

D687u

 

Para bien o para mal, los conflictos, intrigas y secretos entre naciones han hecho de las agencias secretas parte de nuestro mundo. Estos recursos pueden arrojar luz sobre la Agencia Central de Inteligencia:

The CIA and American democracy.

by Jeffreys-Jones, Rhodri.

New Haven : Yale University Press, c1989.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

327.1206073

J46c

 

The shadow warriors : O.S.S. and the origins of the C.I.A.

by Smith, Bradley F.

New York : Basic Books, c1983.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

940.548673

S643s

 

Si bien el libreto de Mendez para su falsa película era un subterfugio, se basa es una verdadera novela de ciencia ficción, ganadora de un premio Hugo. Esta es la historia (que, por cierto, aún no ha sido llevada al cine).

Lord of light.

Zelazny, Roger.

Garden City, N.Y., Doubleday, c1967.

UPR RRP SB, Biblioteca de Estudios Generales, Colección de Circulación

813

Z49L

 

============================================================

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta es un esfuerzo privado y propiedad intelectual exclusiva de su autor.

 

Roberto De León González

Sistema de Bibliotecas

Universidad de Puerto Rico

Río Piedras

———————————————————————————————-

© Roberto De León González 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s