De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta: Lincoln (2012)

© Roberto De León González 2012

Número 56 – 31 de diciembre de 2012

—————————————————————————————-

Con la idea de que tras una gran cinta suele haber un gran libro, se concibió la serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta. Su principal propósito es inspirar al público que gusta del cine a tomarle también gusto a los clásicos de la literatura y de la historia. Si desea hacer sugerencias, comentarios, preguntas o correcciones, puede enviarlas a la dirección de donde recibió el mensaje, o a:

robertodeleonus@yahoo.com

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta no pretende ser una crítica de cine.

———————————————————————-

Lincoln_2012_Teaser_PosterLincoln

(2012)

Con malicia hacia nadie, con caridad hacia todos, con firmeza en el derecho como Dios nos da en ver el derecho, esforcémonos en terminar la obra que tenemos ante nosotros… sanar las heridas de la nación, cuidar al que sobrellevó la batalla y a su viuda y a su huérfano, hacer todo lo que pueda lograr y atesorar una paz justa y duradera entre nosotros y con todas las naciones.

Tomado del segundo discurso inaugural de Abraham Lincoln (1865).

Todas las traducciones:

© Roberto De León González 2012.

Arte: ©Walt Disney Studios 2012.

 

 

Cuando se hacen listas comparando a los presidentes de Estados Unidos, hay desacuerdos sobre quién fue el peor, pero no respecto a quienes fueron los mejores; y siempre en esta última lista aparece un mismo nombre, si no como el mejor, como uno de los tres mejores (los otros dos son Jorge Washington y Franklin D. Roosevelt).

 

Abraham Lincoln tuvo la difícil tarea de dirigir a una nación en guerra consigo misma, y de enfrentar el problema de la esclavitud, cosa que ningún otro primer mandatario había querido o logrado resolver. Tales credenciales bastarían para darle un sitial en la historia, pero el espíritu magnánimo y reconciliatorio con que encaró tales asuntos lo ponen en clase aparte. Probablemente, si no hubiera sido asesinado hace casi 150 años, la historia hubiera tomado un giro muy distinto.

 

La figura de Lincoln ha sido objeto de numerosos estudios e interpretaciones, desde la monumental biografía Abraham Lincoln: The war years de Carl Sandburg, hasta la más detestada (y muy reciente) cinta Abraham Lincoln, vampire slayer. Así pues, se ha esperado con ansias el más reciente filme sobre su figura, el cual al fin llegó a nuestras salas de cine, si bien en forma extremadamente limitada (solo se presenta en tres salas, de los más de 250 que tiene la mayor cadena de cines en Puerto Rico). A juzgar por la crítica, la espera bien valió la pena.

 

Vayamos a materia. A diferencia de otras películas sobre el 16º. presidente de Estados Unidos, esta se ocupa de los últimos meses de su presidencia y vida. Electo en 1860 con el voto mayoritario de los estados que luego conformarían la Unión y el rechazo casi absoluta en los que favorecían la esclavitud, el personaje titular se presenta decidido a lograr –contra una férrea oposición– la aprobación de una enmienda abolicionista a la constitución. De paso, tiene que unir su rol como comandante en jefe de su país con la tarea de reunificar a una nación dividida, herida por la guerra y la desconfianza.

 

La política es, a menudo, el arte de hacer tratos y alianzas. Vemos aquí a un Lincoln angustiado por las presiones políticas y de estado: en la balanza están la aprobación o rechazo de la 13er. Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que podría poner fin a la esclavitud, encontrada con un posible pronto fin de la Guerra de Secesión. Con pesar, el presidente deberá defender su proyecto, aún si esto significa que la guerra durará varios meses más.

 

Estamos ante una película que interesa por muchas razones: primero, la figura de Lincoln, uno de los presidentes más queridos de su nación. Pisándole los talones, apasiona por el interés histórico, dado que para estas fechas se celebra el sesquicentenario de la Guerra de Secesión de Estados Unidos y de la emancipación de los esclavos. En tercer lugar, nos aprovecha como una lección de civismo; si bien los hechos históricos han sido levemente cambiados en el libreto, los puertorriqueños –acostumbrados como estamos al juego político–reconocen las estratagemas políticas y hasta las disfrutan.

 

Se dice que el cargo de presidente estadounidense envejece a cualquiera, y Abraham Lincoln no fue la excepción (las fotografías de la época dan fe de su demacrado estado, lo que permite a uno de los personajes comentar que el presidente parecía haber envejecido diez años en tan solo uno). Que nadie se llame a engaño: esta cinta tiene magnas interpretaciones. Como el primer mandatario, el actor Daniel-Day Lewis hace el papel de un hombre de aguda inteligencia y sensibilidad, angustiado pero firme ante las presiones fuera y dentro de su gestión oficial. Esto le tocaba de cerca pues, de hecho, varios miembros de la familia de la primera dama pelearon y murieron por la causa confederada. Tanto Lewis como Sally Field (en el papel de Mary Todd Lincoln) suenan como merecedores del Óscar en las categoría de mejor actor y actriz. De hecho, Lewis logra (a juicio de muchos críticos) presentar su papel de forma convincente y, en opinión de este escritor, crea un Lincoln que cala hondo.

 

Lincoln ha levantado el interés de críticos e historiadores; mientras los primeros son casi unánimes en alabar la actuación del estelar titular, los académicos están divididos y han señalado algunas discrepancias entre el libreto y la historia. Joshua M. Zeitz, historiador y anterior candidato a la legislatura nacional, da lo que podría ser uno de los juicios más abarcadores: “Lincoln no es una cinta perfecta, pero sí es importante”.

 

————————————————————————-

Lincoln está en cartelera.

Debido a una intensa y muy violenta escena de batalla, esta película ha sido clasificada PG-13: contiene material que podría no ser apto para menores de 13 años y se recomienda supervisión de adultos.

————————————————————————-

 

Sin duda, uno de los nudos de la trama en esta cinta es la enmienda que pondría fin a la esclavitud en EE.UU. Era la primera enmienda que se presentaba tras la llamada Carta de Derechos. Menos de dos años antes, se había aprobado una Proclama de Emancipación que tenía efecto en los estados de la Unión, pero no liberaba a los de los estados confederados; en aras de que la abolición no quedara como medida temporera, se requería hacer ley una enmienda a la constitución estadounidense (su aprobación en el Senado federal en 1864 dio pie a la batalla legalista final, que como señala la cinta, ocurrió en la Cámara de Representantes). Para darnos más trasfondo sobre la decimotercera enmienda, le invitamos a estudiar las siguientes páginas:

http://en.wikipedia.org/wiki/Thirteenth_Amendment_to_the_United_States_Constitution

http://www.greatamericanhistory.net/amendment.htm

http://www.ourdocuments.gov/doc.php?doc=40

 

Una curiosa nota a la historia es que la ratificación de la abolición de la esclavitud tardó mucho en distintos estados; Delaware no la ratificó hasta 1901, Kentucky tardó hasta 1976 y, en forma oficial, Misisipi jamás la aceptó. Lea aquí la lista de estados que ratificaron la decimotercera enmienda, con las fechas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Decimotercera_Enmienda_a_la_Constituci%C3%B3n_de_los_Estados_Unidos#Propuesta_y_ratificaci.C3.B3n

 

Cuando se estudia el por qué de la Guerra de Secesión estadounidense, es requisito enfrentar el problema de la esclavitud humana, descrita en la cinta como una enfermedad. Veamos en los siguientes portales cómo una estuvo ligada y llevó a la otra:

http://militaryhistory.about.com/od/civilwar/a/CivilWarCauses.htm

http://www.buzzle.com/articles/slavery-during-the-civil-war.html

http://www.civilwarhome.com/slavery.htm

http://www.loc.gov/teachers/classroommaterials/presentationsandactivities/presentations/timeline/expref/slavery/

 

 Sorprende el hecho de que, si bien Lincoln detestaba la esclavitud, al principio dudaba, de cómo ponerle fin, pues quedaba sin resolver qué hacer después de la emancipación; el celo abolicionista le vino gradualmente, en lo que podría decirse fue su madurez política. Respecto a sus posturas en torno a la esclavitud, sondeemos lo siguiente:

http://en.wikipedia.org/wiki/Abraham_Lincoln_and_slavery

http://www.npr.org/2011/02/21/133372512/tracing-president-lincolns-thoughts-on-slavery

http://www.nps.gov/liho/historyculture/slavery.htm

 

Una de las más grandes (y de las más breves) obras de oratoria, el discurso de Gettysburg es citado al principio de esta cinta. El siguiente vídeo –en realidad una colección de imágenes fijas con lectura del discurso– nos da una aproximación de cómo se escuchó en su versión original.

http://www.youtube.com/watch?v=_Dlggkx6mks

 

Una de las cosas que más asombra a los no iniciados sobre el tema es el humor del 16º presidente estadounidense. A juzgar por la evidencia histórica, el humor presidencial visto en esta cinta no es fingido, sino más bien fiel a la realidad. Juzgue por sí mismo:

http://davidvanalstyne.com/pg-lincolnhumor.html

http://www.angelfire.com/my/abrahamlincoln/Humor.html

http://www.greatamericanhistory.net/humor.htm

 

 

 

 

============================================================

Respecto al presidente Lincoln, disponemos de varios recursos en el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

 

A continuación, algunas biografías y estudios sobre su persona:           

Abraham Lincoln

by Bruns, Roger.

New York: Chelsea House, 1986.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736zbr

 

Abraham Lincoln, the quest for immortality

by Anderson, Dwight G.

New York: Knopf: Distributed by Random House, 1982.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736za

 

The intimate world of Abraham Lincoln

by Tripp, C. A.

New York: Free Press, c2005.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

973.7

L736zt

 

The last best hope of earth: Abraham Lincoln and the promise of America: catalogue of an exhibition at the Huntington Library, October 1993-August 1994

by Rhodehamel, John H.

San Marino, Calif.: Huntington Library, c1993.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736zr

 

Lincoln

by Donald, David Herbert, 1920-

London: Cape, 1995.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736zd

 

Lincoln: an illustrated biography

by Kunhardt, Philip B.

New York: Knopf: Distributed by Random House, 1992.

UPR RRP SB Comunicación Pública            Com. Pública, Circulación

973.7

L736zk

The presidency of Abraham Lincoln

by Paludan, Phillip S., 1938-

Lawrence, Kan.: University Press of Kansas, c1994.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

973.7

L736zpa

El “honrado Abe,” como le llamaron en su tiempo, se ganó a pulso un sitial como hábil líder. Vea aquí algunos textos sobre el tema.

The strategic president: persuasion and opportunity in presidential leadership

by Edwards, George C.

Princeton: Princeton University Press, c2009.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación            352.23 E263s

Sobre este libro, puede consultar el siguiente enlace: http://catdir.loc.gov/catdir/toc/ecip0828/2008039432.html

Lincoln’s war: the untold story of America’s greatest president as commander in chief

by Perret, Geoffrey.

New York: Random House, c2004.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7092

L736zpe

Abraham Lincoln and the second American Revolution   *

by McPherson, James M.

New York: Oxford University Press, 1992, c1991.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736zmc

 

Lincoln and Black freedom: a study in presidential leadership   *

by Cox, LaWanda C. Fenlason.

Columbia, S.C.: University of South Carolina Press, 1981.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.7

L736zc

 

Lincoln and his generals

by Williams, T. Harry (Thomas Harry), 1909-

Westport, Conn.: Greenwood Press, 1981, c1952.

UPR RRP SB Lázaro Colecciones            Lázaro, Circulación

973.741

W727L2

 

============================================================

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta es un esfuerzo privado y propiedad intelectual exclusiva de su autor.

 

Roberto De León González

Sistema de Bibliotecas

Universidad de Puerto Rico

Río Piedras

———————————————————————————————-

© Roberto De León González 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s