De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta: Cinderella (2015)

© Roberto De León González 2015

Número 74 – 31 de marzo de 2015

—————————————————————————————-

Con la idea de que tras una gran cinta suele haber un gran libro, se concibió la serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta. Su principal propósito es inspirar al público que gusta del cine a tomarle también gusto a los clásicos de la literatura y de la historia. Si desea hacer sugerencias, comentarios o correcciones, puede enviarlas a la siguiente dirección:

 

robertodeleonus@yahoo.com

 

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta no pretende ser una crítica de cine.

———————————————————————-

Cinderella_2015_official_posterCinderella (2015)

 

 

La madre de Cenicienta: Te he de contar un secreto, que te sostendrá a través de todas las pruebas de la vida. Ten valor, y ten bondad…

Ella, tienes más bondad en tu meñique, que la mayoría tiene en todo su cuerpo.

Donde hay bondad, hay bien, y donde hay bien, hay magia.

 

Hayley Atwell, como la madre de Ella, en el tráiler de Cinderellla (2015).

Arte:

© Walt Disney Pictures, 2015.

 

Todas las traducciones:

© Roberto De León González, 2015.

 

 

Primera escena: Pasadena, California (EE.UU.) Tres amigas, todas adultas, deciden escaparse de sus trabajos y se van al cercano parque de Disneylandia. ¿Qué harán primero? Una declara que se irá a arreglar como princesa, idea que todas acogen. Solo hay un problema: Todas quieren ser Cenicienta.

Segunda escena: el dormitorio de una niña. Su padre ya la ha arropado para dormir, pero antes la chiquitina pide le cuenten un cuento. –¿Y cuál cuento quieres?– le pregunta a la luz de sus ojos. La respuesta no se hace esperar: –¡Cenicienta!–

Parecerá frase trillada, pero la historia de la Cenicienta ha sido favorita de grandes y chicos desde tiempo inmemorial. Pero, ¿dónde empezó? ¿Y quien fue la primera Cenicienta? ¿Quién es la Cenicienta de la que se habla hoy?

“Ella” era una niña con padres amantísimos. Su madre muere siendo Ella solo una niña, pero le deja un recuerdo de gran sabiduría: Ten valor y sé bondadosa. Años más tarde, su padre se casa en segundas nupcias con una mujer que desprecia a Ella, a favor de sus dos vanidosas hijas; las malas condiciones en que vive le obligan a dormir frente a las moribundas brasas de la hoguera, buscando un poco de calor. Eso le gana el sobrenombre de Cenicienta. Ya de joven, ansía salir de la servidumbre y encontrar el amor, para lo cual deberán unirse un hada madrina, y la valentía y bondad de la joven.

Si fuésemos a reunir las Cenicientas literarias que más conocemos, tendríamos a Cenerentola (italiana), Cendrillon (francesa) y Aschenputtel (alemana). Para reunirlas, no hace falta mucho espacio: las podríamos ver a todas en el cuarto de un niño. Ahora bien, si quisiéramos reunir a todas las Cenicientas literarias conocidas, se nos llenaría el cuarto de Cenicientas, pues hay quien afirma que existen entre 350 y 1500 versiones de este cuento. Necesitaríamos un recinto bastante grande y mucho tiempo para escuchar todos sus relatos.

Supongamos, sin embargo, que conversamos con ellas. Una de las jóvenes levanta la mano:

–Disculpe, ¿ya habló con Ródope? –

–¿Quién– pregunta uno –es Ródope? –

–Es la primera Cenicienta, nuestra madre. Me parece que debería empezar con ella– dice la joven, y cientos de doncellas de todas partes del mundo concuerdan.

La historia –o el cuento– de Ródope nos la trae el geógrafo griego Estrabón y, antes que él, Herodoto, el historiador (aunque Herodoto la considera mujer de mala reputación). Según él, era una hermosa esclava griega en Egipto, físicamente diferente en su aspecto a otras esclavas (como Cenicienta, Ródope no es nombre, sino apodo: significa “mejillas rosas”), por tanto, objeto de sus burlas y desprecio. Mientras ella se bañaba en río, un pájaro de presa le robó una zapatilla, que su dueña había decorado a mano. El ave voló hasta donde el faraón egipcio impartía justicia a descampado, y dejó caer la zapatilla en su regazo. Fascinado por la belleza del artículo, el monarca mandó emisarios en todas direcciones para hallar a su dueña, y, después de encontrarla, se casaron. ¿Verdad o ficción? No se sabe. Después de todo, dicen que Herodoto, más que el padre de la historia, lo era de las historias… es decir, de los cuentos. Pero el relato tuvo resonancias, que siguen hasta nuestros tiempos. (Otra vez, cientos de doncellas asienten, antes de abandonar la escena.)

El cuento de La Cenicienta ha sido favorito de generación tras generación, no solo de niños sino de sus padres, quienes recuerdan con cariño la historia y reconocen los valores que presenta. Sin embargo, cabe preguntarse si conocemos verdaderamente a la protagonista, si la entendemos. ¿Es acaso una niña-mujer sumisa, que no llegaría a nada sin la ayuda de su hada madrina y el rescate de su príncipe, o tiene su carácter mayor profundidad? ¿O es –al buscar una felicidad prohibida– una feminista?

Con distintos nombres, la historia de la Cenicienta ha sido siempre la de una joven cuyas virtudes son menospreciadas o desconocidas, que logra reconocimiento o éxito de forma inesperada; usualmente es descubierta por un buen partido y se casa felizmente con este. Otros elementos, como la intervención sobrenatural, están presentes en muchas versiones. (También se le llama Cenicienta a alguien que triunfa en competencias, a pesar de tenerlo todo en contra; claro que, en este caso, no siempre hay zapatillas de cristal ni hada madrina.)

Nuestras tres principales doncellas tienen “padres” literarios. Giambattista Basile, un funcionario de gobierno y militar napolitano, recogió en su Cunto de li cunti (cuento de los cuentos) la historia de Cenenterolla, una bella doncella quien, al quedar huérfana, queda como sirvienta de una malvada madrastra. El más conocido Charles Perrault nos trajo la historia de Cendrillon, y a la trama anterior añade una hada madrina, la calabaza convertida en carruaje y las zapatillas de cristal (así como un elemento que veremos en la cinta: el perdón). A su vez, los hermanos Grimm tienen no un hada madrina sino un árbol mágico como la fuente del hermoso vestido de Aschenputtel. Esta última versión no ha calado tan hondo en la imaginación contemporánea, que tal vez prefiere un hada a un árbol, pero sí aportó una cosa: animales, en este caso bondadosas palomas, que le ayudan (si bien se dice de Ródope que “los únicos amigos que tenía eran los animales”).

En los comienzos del cine, la magia no se representaba bien –y eso que Georges Méliès, uno de los primeros directores de cine, era un logrado ilusionista– pues el trucaje carecía acaso de la fluidez que tenían los cuentos de hadas. Esto cambió cuando Walt Disney hizo en 1950 su ya clásica versión de la Cenicienta: la imagen animada ganó una especie de magia y vida propia. Hoy, los estudios del ratón y el castillo se retan a sí mismos, en una nueva versión, en la cual los efectos especiales asombrarían a los magos de antaño. En su gran mayoría, la crítica ha favorecido esta puesta en escena.

Del cuento clásico –sea cual sea la fuente– se han hecho muchas adaptaciones para el cine: cientos. Cual será la antecedente preferida es, por supuesto, cuestión de opiniones, pero se nos ocurren tres, por lo menos: The Glass Slipper, encantadora versión que protagonizó Leslie Caron; la postmodernista Ever After, con Drew Barrymore; y, por supuesto, la clásica versión animada de Disney. Si desea en verdad ver las muchas caras de la Cenicienta, le recomendamos comience por estas tres, además de esta nueva versión. Es así de importante.

 

 

— — —

 

Cincerella se encuentra desde el 12 de marzo en los cines de Puerto Rico.

 

Debido a leves elementos temáticos, esta película ha sido clasificada PG; se recomienda la supervisión de adultos.

— — —

 

Los siguientes enlaces han sido escogidos para ampliar la discusión y conocimiento sobre el largometraje tema de esta edición. Todos, hasta nuestra fecha de publicar, funcionan. Como siempre, si algún enlace no le conecta automáticamente, sírvase copiarlo y pegarlo en su buscador favorito.

 

Los fanáticos de la teleserie The Big Bang Theory reconocen la escena con que empezamos este comentario. Aquí podrá verla. Advertencia: este corto tiene lenguaje que puede ser considerado no apto para niños.

https://www.youtube.com/watch?v=1HQInJSuNsU

 

No tenemos ni tiempo ni espacio para relatar aquí todas las versiones del cuento clásico. Como algunos lectores tendrán curiosidad por conocer otros relatos, les recomendamos las siguientes páginas en la Red:

http://therealcinderella.wikispaces.com/The+Russian+Cinderella?responseToken=4a92b4c2e361ecdf8da0d58cdd840836

http://www.readyed.com.au/Sites/extra/cinhist.htm

http://www.readyed.com.au/Sites/extra/cintales.htm

https://www.youtube.com/watch?v=pXPV35dah8I

Si bien Heródoto habla de Ródope (Rhodopis, en inglés), la primera mención de la esclava griega parecida a la Cenicienta le corresponde a Estrabón. Lea aquí el texto que le hace mención, seguida de otras versiones.

http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/Strabo/17A3*.html

https://litscribbles.wordpress.com/fairy-tales/rhodopis-the-egyptian-cinderella/

http://www.bloganavazquez.com/2009/05/04/rodopis-la-cenicienta-egipcia/

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón, / sin ver que sois la ocasión / de lo mismo que culpáis”. Así escribió Sor Juana Inés de la Cruz, a quien muchos consideran predecesora del feminismo. Sus palabras parecerían dirigidas a Herodoto, quien había oído o sabido de Ródope, pero le consideraba, como hemos dicho, mujer de mala reputación. Veamos cómo el sabio puede haberse equivocado, debido a un error lingüístico:

https://www.facebook.com/RincondeSorJuana/posts/927387520634682:0

La nueva versión de este cuento se ha topado con duras críticas, que condenan no solo la aparente sumisión de la protagonista sino su imagen física. No diga que no se le advertió…

http://www.theguardian.com/film/2015/mar/21/cinderella-disney-branagh-fails-frozen-role-model-test

http://www.vox.com/2015/3/14/8213087/cinderella-review-disney-remake

Por otro lado, hay que reconocer que ciertos valores viven en la historia que nos ocupa. ¿Por ejemplo?

http://educacion2.com/9124/los-valores-de-la-cenicienta/

http://www.elespectador.com/entretenimiento/agenda/cine/lily-james-destaca-los-valores-de-cenicienta-articulo-550612

http://www.hottopos.com/videtur26/angeles.htm

Ajá. Los padres pueden usar cuentos para inculcar valores. Si desea, descague en el siguiente enlace una guía de estudios para la primera escuela, el hogar:

http://cuentosparadormir.com/porque-educar-con-cuentos

Se han hecho cientos de guiones inspirados en la Cenicienta (sin incluir al Ceniciento –Cinderefella, de 1960– que encarnó Jerry Lewis). Vea algunos títulos seleccionados.

http://en.wikipedia.org/wiki/Cinderella#Films_and_television

 

Acaso le gustará saber por qué la crítica ha acogido este largometraje. Como el autor de estas líneas no es crítico de cine, mejor le refiere a las siguientes páginas de Internet, donde confiamos sus dudas serán aclaradas:

http://parentpreviews.com/movie-reviews/cinderella-2015

http://www.catholicnews.com/data/movies/15mv030.htm

http://www.rottentomatoes.com/m/cinderella_2013/

https://www.commonsensemedia.org/movie-reviews/cinderella

Finalmente, tenemos aquí la versión completa de Disney, del 1950, en español latino. ¡Disfruten!

https://www.youtube.com/watch?v=88EKUyffsQ8

 

— — —

Los siguientes recursos están disponibles en el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

 

Estos recursos tratan la historia Clásica como materia de estudio:

 

Transforming the Cinderella dream: from Frances Burney to Charlotte Bronte   *

by Huang, Mei, 1950-

New Brunswick: Rutgers University Press, c1990.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

823.09

H874t

 

Cinderella, a folklore casebook

New York: Garland Pub., 1982.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

398.21

C574

Se tilda de Cenicienta a gente que está en situaciones afines; es decir, a quien está obligado a tareas desagradables en detrimento de su valía, o a quien se le menosprecia. Tenemos aquí algunos ejemplos.

From Cinderella to CEO : how to master the 10 lessons of fairy tales to transform your work life

by Broussard, Cary Jehl, 1959-

Hoboken, N.J.: Wiley, c2005.

UPR RRP SB Biblioteca de Administración de Empresas, Colección de Circulación

HD6054.3

.B76 2005

Sobre este recurso, vea los siguientes enlaces:

http://catdir.loc.gov/catdir/toc/ecip057/2005002374.html

http://catdir.loc.gov/catdir/enhancements/fy0621/2005002374-b.html

http://catdir.loc.gov/catdir/enhancements/fy0621/2005002374-d.html

Tras las huellas del pasado: mosaico de historia de Puerto Rico: siglos XIX y XX

San Juan, P.R.: Isla Negra; Humacao, P.R.: Decanato de Asuntos Académicos, Recinto de Humacao, Universidad de Puerto Rico, 2000.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

972.95

T775

También se encuentra en la Colección Puertorriqueña.

 

La historia clásica ha dado pie a multitud de reinterpretaciones. Citamos algunas.

Transforming the Cinderella dream: from Frances Burney to Charlotte Bronte   *

by Huang, Mei, 1950-

New Brunswick: Rutgers University Press, c1990.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

823.09

H874t

Fantasy girls: gender in the new universe of science fiction and fantasy television

Lanham, MD: Rowman & Littlefield, c2000.

UPR RRP SB Biblioteca de Comunicación Pública, Colección de Circulación

791.45652042

F216

 

Literature and gender: thinking critically through fiction, poetry, and drama

by Wiegman, Robyn.

New York: Longman, c1999.

UPR RRP SB Biblioteca Ángel Quintero Alfaro (Estudios Generales), Colección de Circulación

810.8

W645L

A recipe for discourse [electronic resource]: perspectives on Like water for chocolate

Amsterdam ; New York, NY: Rodopi, 2010.

http://site.ebrary.com/id/10436013

Available via Ebrary Library Info e-books. Click here for out of campus access. http://biblioteca.uprrp.edu:443/login?url=http://search.proquest.com/ebrary?accountid=44825

 

Dadas las múltiples versiones de la Cenicienta, no existe una versión definitiva, a no ser que se refiera por sí mismo a las de ciertos autores. Los siguientes libros encajan con dicha normativa.

Cenicienta

by Delgado, Josep Francesc, 1960-

Barcelona: Edebé, c2005.

UPR RRP SB Biblioteca Gerardo Sellés Solá (Educación), Colección Juvenil

J

398.2

D352c

Cuentacuentos bilingüe

Madrid: Ediciones Rueda, 2001, c1998.

UPR RRP SB Biblioteca Gerardo Sellés Solá (Educación), Colección Juvenil

J

808.899282

C965

Cinderella

Retold & illustrated by John Patience.

Ashland, Ohio: LANDOLL, c1993.

UPR RRP SB Biblioteca de Ciencias Bibliotecarias e Información, Colección Juvenil

J 398.2

P298c

 

 

———————————————————————————————-

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta es un esfuerzo privado y propiedad intelectual exclusiva de su autor.

 

Roberto De León González

Sistema de Bibliotecas

Universidad de Puerto Rico

Río Piedras

———————————————————————————————-

© Roberto De León González, 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s