De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta: The Man who Saved Christmas (2002)

© Roberto De León González 2016

Número 92 – 21 de diciembre de 2016

—————————————————————————————-

Con la idea de que tras una gran cinta suele haber un gran libro, se concibió la serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta. Su principal propósito es inspirar al público que gusta del cine a tomarle también gusto a los clásicos de la literatura y de la historia. Si desea hacer sugerencias, comentarios o correcciones, puede enviarlas a la siguiente dirección:

 

robertodeleonus@yahoo.com

 

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta no pretende ser una crítica de cine.

———————————————————————-

man-who-saved-christmasThe Man who Saved Christmas

(2002)

 

“¡Hola, chicos! Hagan montones de juguetes.”

 

Lema de los juguetes Erector.

Citado de http://www.toyhalloffame.org/toys/erector-set

 

 

Erector [nombre]

 

1.2 Marca comercial norteamericana Juguete de construcción hecho de componentes para armar edificios y vehículos a escala:

[como modificador] ‘un juego de Erector’

 

https://en.oxforddictionaries.com/definition/erector

(énfasis añadido).

Imagen © CBS. Fecha desconocida.

Copiada de https://www.rottentomatoes.com/m/man_who_saved_christmas/

Todas las traducciones:

© Roberto De León González, 2016.

 

Juguetes. ¿Qué sería la vida de los niños sin ellos? Sin entretenimiento, diversión ni imaginación, la vida de los pequeños sería muy triste. Para muchos, resulta inconcebible un mundo sin juguetes de alguna clase. Pero, ¿y si los juguetes desaparecieran de las manos de los que juegan con ellos? ¿Y si ya no fuera ni legal hacerlos? ¡Imagine usted tamaña catástrofe! El llanto y pena de la gente menuda llegarían a todas partes.

Busque ahora el nombre de Alfred Carlton Gilbert y encontrará un hombre que se forjó a sí mismo, un inventor. Y, si, un hombre que hizo juguetes.

Atleta en la universidad, Gilbert ideó el foso del salto con garrocha, no contento con lo cual  impuso dos marcas mundiales en el deporte. Pese a que se hizo de un grado en medicina deportiva, dejó lo que pudo haberle sido profesión lucrativa y se dedicó a su verdadera pasión: crear juguetes. ¿Recuerda alguien los juegos Erector, aquellos conjuntos de vigas metálicas, eslabones y otras piezas con las que uno podía pasar horas construyendo cosas? Él los inventó (y volveremos a ellos). ¿Los trenes Gilbert? El mismo (se fabrican bajo la marca Lionel desde 1967). Pero la fama de A. C. Gilbert viene además de una gesta sencilla pero trascendental. Por ella se ganó un apodo, afectuosamente dado por la prensa de su tiempo: The Man who Saved Christmas, es decir, “El hombre que salvó la Navidad”.

Es el año de 1917. Casi tres años ha durado lo que hoy llamamos la Primera Guerra Mundial y, tras la reanudación de ataques submarinos indiscriminados por parte de Alemania y la divulgación del cablegrama Zimmermann, los Estados Unidos ha entrado al conflicto. Hombres e industria se unen al esfuerzo bélico, y de altas esferas del gobierno viene un pedido: que las fábricas de juguetes pasen a elaborar pertrechos de guerra.

Había una lógica tras el proyecto, así fuera torcida. Gran parte de la industria de juguetes hacía artefactos precisos, con multitud de piezas. Pensando tal vez en ello, los gestores del proyecto pensaron que de tal modo se lograría acelerar la manufactura de municiones, bombas y armas.

Pero ahí no quedaba la cosa. La manufactura de juguetes terminaría, y se alentaría a los ciudadanos a regalar a los niños bonos de guerra en vez de juguetes. Para los niños, un desastre: ¡se hablaba de cancelar la Navidad!

Alarmados, los fabricantes de juguetes se reunieron. Muchos, como Gilbert, serían patriotas convencidos, pero esto era demasiado. Alguien tendría que, 1) ir ante la comisión federal pertinente, para 2) tratar de hacer que los funcionarios escucharan sus puntos de vista y, 3) entraran en razón. ¡Y la presentación duraría solo minutos! Así las cosas, escogieron a Gilbert como su portavoz. Escogieron bien.

Los miembros del Consejo de Defensa Nacional tal vez esperaban un discurso estudiado y aburrido, tras lo cual despacharían el asunto agradeciendo al juguetero su interés y asegurándole que la medida era para el bien de la nación. En vez de eso, Gilbert les presentó juegos de Erector. Les mostró algunas de las infinitas formas que podían tomar, ensamblando vigas y piezas, creando cosas nuevas. Puentes, casas, edificios, trenes, nada estaba más allá de sus posibilidades, limitadas solo por la imaginación y el surtido de piezas.

Los funcionarios estaban fascinados: ¡esto nunca había pasado antes en esos recintos! Lo que se suponía durase apenas minutos se prolongó durante tres horas, con los miembros del Consejo jugando en el piso como chiquitines. El deponente, también ilusionista, sabía cuándo tenía al público absorto, y en ese momento se jugó la carta mayor. Explicó que los juguetes sirven como herramientas para el aprendizaje, ¿y qué mayor bien hay para un país que una niñez educada? Más allá de la diversión, los juguetes ayudarían a formar buenos ciudadanos, incluso competentes en el diseño y la mecánica.

¿El resultado de la audiencia? El mundo siguió su marcha. La guerra se acabó antes de terminado el año siguiente. Sobre todo, la mera idea de cerrar las fábricas de juguetes fue descartada. Llegada Navidad, ¡hubo juguetes debajo de los árboles!

 A. C. Gilbert siguió de juguetero durante el resto de su vida; después de todo, era su vocación. Buen esposo y padre de familia, se retiró en 1954, mismo año en que coescribió su autobiografía. El título nos dice mucho: The Man who Lives in Paradise (en nuestra lengua, “El hombre que vive en el Paraíso”).

El interés por Gilbert no ha desaparecido. The Man who Lives in Paradise sigue a la venta, igual que otros trabajos sobre el juguetero, inventor y filántropo. Tal historia no podía quedarse encerrada para siempre en letra de imprenta, y en 2002 la CBS Broadcasting Inc. estrenó la telecinta que hoy nos ocupa. Si bien el libreto se toma ciertas libertades con la historia, no quita que, para miles, tal vez millones de niños, A.C. Gilbert salvó la Navidad.

 

*** *** ***

The Man who Saved Christmas está disponible en vídeo.

Ya que pudiera contener elementos no aptos para niños de corta edad, esta película tiene la clasificación TV-PG; se aconseja que los menores de 14 años no la vean sin la supervisión de sus padres o adultos responsables.

*** *** ***

 

Los siguientes enlaces han sido escogidos para ampliar la discusión y conocimiento sobre la cinta tema de esta edición. Todos, hasta la fecha en que publicamos, funcionan. Como siempre, si algún enlace no le conecta automáticamente, sírvase copiarlo y pegarlo en su buscador favorito.

 

Las siguientes páginas de Internet relatan la historia de Gilbert en la Navidad de la Primera Guerra Mundial, libres de la distorsión de Hollywood. Si bien discrepan en algunos detalles, las recomendamos.

http://artofthegreatwar.info/articles/a-c-gilbert-the-man-who-saved-christmas/

http://www.richmond.com/opinion/their-opinion/charles-f-bryan-jr/article_8665874c-47fc-5e4a-9777-855627ab389a.html

 

Para muchos, la serie documental de televisión Mysteries at the Castle fue el punto de encuentro con esta historia. En el cuarto episodio de la segunda temporada, se visita a Maraldene Mansion, construida para Gilbert y que hoy permanece como recuerdo de su genial habitante. La casa está hoy en el mercado de bienes raíces. Si desea ver imágenes de ella, comience por:

http://patch.com/connecticut/northhaven/north-havens-most-expensive-house-market-was-constructed-and-inventor-erector-set

Como hemos dicho, A.C. Gilbert escribió un libro, que tituló The Man who Lives in Paradise. Inspirado en ese libro, el siguiente vídeo nos da una breve historia de la compañía que fundó.

https://www.youtube.com/watch?v=ryokI-gS9mM

Si desea adquirir el libro mencionado, puede pedirlo a su librero favorito o en este enlace:

https://www.amazon.com/Man-Who-Lives-Paradise-Autobiography/dp/0911581200/ref=sr_1_3?s=books&ie=UTF8&qid=1482148390&sr=1-3&keywords=a.+c.+gilbert

 

Los juguetes Erector tomaron un rumbo hacia la especialización en años recientes. Ahora les fabrica la firma Meccano. Los siguientes son vendidos por prominentes emporios comerciales:

https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss_2?url=search-alias%3Daps&field-keywords=erector

http://www.toysrus.com/products/erector-sets.jsp

Si, en cambio, desea comprar juegos Erector según diseños más clásicos, están disponibles de revendedores. He aquí ejemplos de lo disponible.

http://www.ebay.com/bhp/vintage-erector-set

He aquí una reseña rápida de The Man who Saved Christmas, en vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=K1AYqMnuhYA

¿De qué le vale a uno la riqueza, si pierde el amor? Especialmente si se rompen los corazones de los niños. Si bien se le ha cambiado el sonido, el siguiente vídeo captura el espíritu de esta película:

https://www.youtube.com/watch?v=dJvt3tDWiiI

Tal vez ya está listo para adquirir su copia de esta película. Si no la encuentra en su casa de vídeos favorita, puede encargarla, por ejemplo, en uno de estos sitios.

https://www.amazon.com/Man-Who-Saved-Christmas/dp/B001CFEC24/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1482173385&sr=8-1&keywords=the+man+who+saved+Christmas

http://www.barnesandnoble.com/w/dvd-the-man-who-saved-christmas-jason-alexander/7266295?ean=0096009107949

 

*** *** ***

Los siguientes recursos están disponibles en el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

 

Todos hemos comenzado como niños, y es probable que todos recordamos algún juguete como parte entrañable de nuestra niñez. He aquí algunos tratados, escritos por gente grande, sobre un tema favorito de los pequeños:

Animalitos de trapo.

by Kühnemann, Ursula.

Buenos Aires, Kapelusz [1977]

UPR RRP SB Biblioteca de Bibliotecología y Ciencias de la Información,

Colección Juvenil

J

745.592

K96a

 

Tus asombrosos sentidos; con 36 juegos, acertijos y actividades que muestran cómo funcionan tus sentidos

by Van der Meer, Ron.

Cali, Colombia ; Norma, c1988.

UPR RRP SB Biblioteca de Bibliotecología y Ciencias de la Información,

Colección Juvenil

J

E

V228t

The encyclopedia of toys

by King, Constance Eileen.

Secaucus, N.J.: Chartwell, 1986, c1978.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de las Artes

688.72075

K52e

¡Juguetes!

by Van der Meer, Ron, 1945-

Cali, Colombia: Editorial Norma, cl987.

UPR RRP SB Biblioteca Gerardo Sellés Sola (Educación), Colección Juvenil

Lit. Inf. 955

El juguete y el juego: aproximación a la historia del juguete y a la psicología del juego

by Gorris Torres, José María, 1937-

Barcelona: Avance, 1977.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

649.55

G673j

El libro de los juguetes

by Caney, Steven.

UPR RRP SB Biblioteca de Bibliotecología y Ciencias de la Información,

Colección Juvenil

J

745.592

C221t3E

Mira tus juguetes

Bogotá, Colombia: Editorial Norma, c1987.

UPR RRP SB Biblioteca Gerardo Sellés Sola (Educación), Colección Juvenil

Lit. inf. 881

Toys and games of children of the world

by Chanan, Gabriel.

Paris: Unesco; Barcelona: Serbal, 1984.

UPR RRP SB Biblioteca de Bibliotecología y Ciencias de la Información,

Colección Juvenil

J

E

C454t

 

Los juguetes hace algo más que divertir, pueden (como sabía Gilbert) enseñar. He aquí algunos fondos al respecto, que tal vez ayuden en la selección de juguetes para nuestros niños.

Children’s toys and books: choosing the best for all ages from infancy to adolescence

by Johnson, Doris McNeely.

New York: Scribner, c1982.

UPR RRP SB Biblioteca de Bibliotecología y Ciencias de la Información,

Colección Juvenil

J

649.55

J66c

When toys come alive: narratives of animation, metamorphosis, and development

by Kuznets, Lois R.

New Haven: Yale University Press, c1994.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

809.927

K97w

Toys, play, and child development

Cambridge [England]; New York: Cambridge University Press, 1994.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

155.418

T756

En un tema más serio: la guerra y manufactura de municiones y pertrechos bélicos es causa del conflicto de esta película. Vea usted algunos trabajos respecto a la industria estadounidense en la que entonces se esperaba fuera “La guerra final”. 

American industry in the war: a report of the War Industries Board (March 1921)  

by United States. War Industries Board.

New York: Prentice-Hall, 1941.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

330.973

U58a

Government control and operation of industry in Great Britain and the United States during the world war

by Baker, Charles Whiting, 1865-

New York: Oxford University Press, 1921.

UPR RRP SB Lázaro, Colección de Circulación

338

D167g

 

———————————————————————————————-

La serie De la biblioteca a la pantalla… y de vuelta es un esfuerzo privado y propiedad intelectual exclusiva de su autor.

 

Roberto De León González

Sistema de Bibliotecas

Universidad de Puerto Rico

Río Piedras

———————————————————————————————-

© Roberto De León González, 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s